ITEISA

Blog

Altavoces inteligentes ¿comprometen tu privacidad?

Publicado el 21 de octubre de 2019 en Tecnología, Seguridad por Raquel González Cimas.

Un mercado en auge

La venta de altavoces inteligentes ha crecido vertiginosamente durante los últimos meses. Solo durante el segundo trimestre de 2019 las ventas aumentaron un 55 %, y se estima que en 2021 el número de dispositivos de activación por voz en el planeta será mayor que el de personas.

En este contexto, los chatbots jugarán un papel fundamental en el futuro del Internet de las Cosas. La tecnología emergente tiende a vincular los dispositivos para ofrecernos soluciones conectadas y la forma de dirigirlo será, mayoritariamente, a través de los comandos de voz. Pero ¿cómo funcionan?

Hi, Siri!

Los asistentes funcionan gracias a un sistema de reconocimiento de voz que comienza a grabar cuando identifica un comando determinado (Alexa; Hi, Siri!; Ok! Google...). Después, el clip de audio se envía a un servidor donde se realiza la consulta.

La suma de millones de consultas permite a los dispositivos identificar patrones y mejorar sus respuestas de forma continua. Sin embargo, para poder detectar el comando, el micrófono debe permanecer encendido y es en este punto donde muchos de los usuarios sienten que la privacidad de sus hogares puede verse comprometida.

Machine Learning y datos personales

Hoy en día, la privacidad de los datos se ha convertido en un problema legal central. El desarrollo del Big Data, la multiplicación exponencial de dispositivos y la mejora incremental de la conectividad han creado un nuevo panorama que las leyes y las administraciones públicas no han sido capaces de seguir. Como resultado los usuarios han perdido el control de sus datos, especialmente de aquellos que no se facilitan cumplimentando un formulario sino a través de la huella dactilar, su posición, el comportamiento en redes sociales o su historial de navegación, datos que están basados en nuestro comportamiento y que son utilizados para tomar decisiones automatizadas. Un algoritmo que nos conoce mejor que nosotros mismos.

Uno de los grandes debates en torno a los altavoces inteligentes ha surgido a raíz de la grabación y transcripción por parte de las grandes compañías de conversaciones privadas. Según estas compañías, el objetivo es ayudar a los asistentes a descifrar peticiones, diferenciar acentos e identificar distintas formas de hablar. No obstante, y a pesar de asegurar que la información es completamente anónima, algunas de ellas ya han suspendido sus programas de escucha y transcripción de conversaciones ante la preocupación general.

Sin embargo, no solo depende de las grandes compañías sino también de las aplicaciones de terceros que, una vez instaladas, pueden actuar en un segundo plano utilizando técnicas de espionaje y phishing para hacerse con los datos personales de los usuarios.

¿Qué datos conocen nuestros dispositivos sobre nosotros?

Por supuesto, esto depende en gran medida de cómo gestionamos nuestra configuración de la privacidad y de las medidas de seguridad que adoptamos a la hora de disfrutar de un servicio. No obstante, este es el tipo de información habitual que poseen los grandes operadores sobre nosotros:

  • Datos personales.
  • Gustos, intereses y estilo de vida.
  • Ubicaciones.
  • Contactos y nivel de relación con cada uno de ellos.
  • Búsquedas asociadas a decisiones.
  • Visualización de videos.

Algunas recomendaciones para proteger tu privacidad

Aquellos que deseen disfrutar de las prestaciones de los nuevos altavoces inteligentes, pueden hacerlo de forma más segura tomando las siguientes precauciones:

  • Mantén el micrófono apagado cuando no lo necesites. Tu asistente de voz puede interpretar de forma errónea un comando de activación y automáticamente grabar una conversación privada. Para evitarlo, algunos de los fabricantes ya han incluido en sus dispositivos señales luminosas que indican cuándo está encendido y cuándo no.
  • Estudia las opciones de configuración de la seguridad y la privacidad de tu cuenta asociada y ejerce control sobre tus propios datos.
  • Accede a tu registro de actividad y elimina regularmente los archivos grabados. Esto no garantiza que los mismos sean eliminados del servidor, pero disminuirá el riesgo de difundirse por error.
  • Modifica las contraseñas nativas y utiliza contraseñas robustas, especialmente para autorizar opciones de compra.
  • Utiliza redes wifi seguras y, si es posible, utiliza una red exclusiva para el Internet de las Cosas.
  • No compartas con tu asistente de voz información sensible como datos personales, bancarios o contraseñas que permitan acceder a ellos.