ITEISA

Blog

Día Mundial del Software Libre

Publicado el 21 de septiembre de 2019 en Tecnología, Eventos por Raquel González Cimas.

Crear y compartir libremente

Desde 2004, el tercer sábado de cada mes de septiembre se celebra el Día Mundial del Software Libre y el Código Abierto.

En contraposición al software privativo, el software libre permite que cualquier usuario pueda acceder al código fuente y participar activamente en su desarrollo modificando y compartiendo el código con el resto de personas de la comunidad.

¿Cuál es el papel del software libre en el mundo?

Aunque desconocido para muchos, el software libre y de código abierto mueven el mundo desde hace más de 25 años: la gran mayoría de los servicios de internet que utilizamos cada día están impulsados por proyectos o librerías abiertos. Recíprocamente, las grandes compañías digitales de la actualidad –Google, Facebook, Apple, Amazon– realizan grandes aportaciones de esfuerzo y conocimiento a estos proyectos.

ITEISA es también una empresa surgida en 2004 del valor de las soluciones abiertas, y nuestros proyectos y clientes se benefician de ello.

Software libre y código abierto ¿es lo mismo?

Existe cierta confusión entre los conceptos de software libre (free software) y código abierto (open source), utilizándose a menudo de forma indistinta a pesar de que ambos conceptos presentan matices muy diferentes.

Para entenderlo de forma sencilla, conviene saber que un software libre necesariamente es de código abierto, mientras que no todos los software de código abierto son libres.

Un software libre permite a los usuarios utilizarlo, modificarlo y distribuirlo líbremente, independientemente de si lo hacen o no con una finalidad comercial. Por el contrario, el código abierto es más estricto en sus términos de uso y atiende a las decisiones de los autores para cada uno de los casos.

¿Por qué utilizar software libre y de código abierto?

En ITEISA nos sumamos a esta celebración y apostamos por el uso del software libre y el código abierto. Realizamos donaciones para favorecer su actualización y mantenimiento y en ocasiones incluso hemos desarrollado pequeños proyectos para compartirlos de forma libre.

Las razones de apostar por ello son muchas:

  • Estos desarrollos cuentan con el soporte de una gran comunidad de usuarios.
  • Trabajar en proyectos de forma global permite que estos crezcan exponencialmente, a un ritmo inabarcable para el código privativo.
  • Fomenta el conocimiento, el desarrollo y el progreso común.
  • Es más seguro, dado que el código está supervisado por una amplia comunidad.
  • Permite ahorrar costes a nivel global.
  • Es transparente.
  • Favorece la interoperabilidad entre sistemas.
  • Ofrece independencia tecnológica a los usuarios.