Patentes de software contra Internet Explorer

Publicado el en Tecnología por Jaime Gómez Obregón.

La última y más visible consecuencia del litigio judicial que desde hace tiempo enfrenta a las empresas norteamericanas Eolas y Microsoft está aún por llegar para la mayoría de los usuarios de Internet.

El caso comenzó cuando Eolas demandó a la compañía de Bill Gates por el infringimiento de una de sus patentes de software. La patente cubría una "tecnología" por la cual el navegador sería capaz de distinguir entre varios tipos de contenidos vinculados desde una página web e iniciar automáticamente el plug-in encargado de interpretar cada uno de ellos.

En el ámbito industrial es habitual que las autoridades concedan a las empresas patentes sobre las tecnologías que éstas desarrollan, y que hace posible que el descubridor pueda explotar comercialmente en exclusiva los frutos de su investigación. Sin embargo, en Estados Unidos sucede desde hace tiempo que las grandes corporaciones de software patenten ideas absurdas o de dominio público, con el presunto objetivo de poder exigir a posteriori royalties a sus competidores en el caso de un más que probable infringimiento de patente.

Este abuso de la legislación ha sido puesto en evidencia muchas veces en la Red, con una amplia repercusión, especialmente a raíz de la concesión a Microsoft de la patente por el doble click.

En esta ocasión Internet Explorer es acusado de violar una patente propiedad de Eolas y por la que el gigante de Redmond ha tenido que abonar una indemnización superior a los 520 millones de dólares. Microsoft ha decidido modificar su navegador -el más utilizado del mundo, ya que es incluido de serie junto con su familia de sistemas Windows™-.

La nueva actualización de Internet Explorer, que la compañía espera que todo el mundo haya descargado en un plazo de entre cuatro y seis meses, no será capaz de iniciar automáticamente aquellos contenidos Flash que requieran de la interacción del usuario.

Así, aquellos sitios web que basen la navegación o su interfaz de usuario en Flash no funcionarán correctamente a partir de la próxima actualización de Internet Explorer, requiriendo que el usuario actualice uno por uno, todos y cada uno de los objetos embebidos en la página web. Macromedia (desarrollador de Flash) y Microsoft, se hayan actualmente buscando una solución al problema desatado por este infringimiento de patente.

Otro punto de vista respecto a este asunto, que de cumplirse podría afectar al mismísimo Windows Update (piedra angular de las actualizaciones de seguridad de Windows), es que la noticia en MSDN podría ser un aviso a navegantes (nunca mejor dicho) para alertar a la comunidad de Intenet y ganarse a la opinión pública en un momento especialmente sensible del proceso judicial que les enfreta con Eolas.

Otros enlaces: Internet Explorer ActiveX Update (en inglés).