Software en alta mar

Publicado el en Reflexiones por Jaime Gómez Obregón.

De un tiempo a esta parte es un hecho conocido que muchas grandes y medianas empresas de programación, sobre todo norteamericanas, subcontrataban el desarrollo de software a expertos de países en vías de desarrollo, fundamentalmente en la India.

Virtud o defecto de la globalización, hoy en día la información —y por supuesto el código— viaja de un lado a otro del planeta en pocos segundos y el programar sentado en un despacho de la empresa empieza a tener cada vez menos sentido. En mercados emergentes el precio de la mano de obra es menor y las grandes compañías reducen costes deslocalizando o subcontratando tareas a profesionales de estos países.

La vuelta de tuerca viene ahora de la mano de la empresa norteamericana Sea Code que pretende aprovechar esta tendencia fletando un barco cargado de programadores (hasta 600) que atracará a sólo cinco kilómetros de la costa de Los Ángeles, pero en aguas internacionales, donde la legislación internacional laboral es mucho más liviana y donde no hace falta un permiso de residencia.

Los programadores no podrán abandonar el barco durante el máximo de tres meses que dure la travesía. ¿Un crucero ideal o una manera original de esclavizar informáticos?